lunes, 31 de enero de 2011

¿Es el narcotráfico un problema político?

¿Es el narcotráfico un problema político?

Para muchos el narcotráfico es principalmente un problema policiaco. Otros reconocen que es una situación con profundas raíces económicas y sociales. Hay quienes insisten en consideraciones morales, éticas o religiosas.

¿Se tratará también de un problema político? Veamos.

En Puerto Rico no se produce cocaína ni heroína. Son muy pocos los sembradíos de marihuana y ha de haber uno que otro laboratorio para producir drogas “químicas”. En general la droga en Puerto Rico es un “producto de importación”. (Al igual las armas, que llegan por miles cada año.)

El narcotráfico en Puerto Rico se da en dos dimensiones complementarias: para consumo interno y como peaje hacia otro país. El grueso de la droga que llega acá tiene como destino final el mercado de 40 a 50 millones de usuarios en Estados Unidos (el mercado más numeroso del mundo).

Dice la Policía que sólo un 15 por ciento de la droga se queda aquí para satisfacer la clientela puertorriqueña, compuesta por decenas de miles de personas. Del otro 85 por ciento, apenas el 15 por ciento es ocupado por la Policía y el restante 70 por ciento sigue rumbo al Norte.

Los narcotraficantes de América del Sur han identificado a Puerto Rico como una ruta segura de su producto hacia el mercado estadounidense. Han leído libros de historia y conocen la relación política y legal de nuestro País con Estados Unidos. Saben que una vez situada la droga en nuestro territorio (“Puerto Rico, USA”), lo demás es relativamente fácil.

Mientras tanto, el espacio aéreo, marítimo y terrestre de Puerto Rico está bajo el control absoluto de las autoridades estadounidenses. Ellos deciden qué entra, quién entra, qué sale y quién sale de Puerto Rico. Controlan puertos y aeropuertos. El Pueblo puertorriqueño carece de absolutamente de poderes para proteger su espacio aéreo, marítimo y terrestre.

La Policía interviene con el narcotráfico cuando la droga ha entrado al País.
La responsabilidad primaria de que drogas y armas entren a Puerto Rico es de los Federales. Han demostrado su incompetencia por décadas. Son eficientes a la hora de atrapar dominicanos “ilegales”. Pero el 85 por ciento de la droga enviada por los narcotraficantes llega, entra y sale impunemente.

Podríamos preguntarnos: Si la relación política de Puerto Rico con Estados Unidos fuera una entre países soberanos y no de subordinación colonial, ¿no desalentaría eso el uso de nuestro País como ruta hacia el mercado de la droga en el Norte? Y si fuéramos nosotros quienes custodiáramos nuestro espacio aéreo, marítimo y terrestre, ¿no seríamos más eficientes que los federales, por aquello de que nadie cuida mejor su casa que el dueño de ésta?

¿Hay o no hay una razón política en el problema del narcotráfico? Evidentemente que sí. La que provoca la condición colonial prevaleciente. Ésta se une a las otras razones mencionadas arriba y permite comprender mucho mejor la naturaleza real del problema que nos aqueja.

¿Qué le parece?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada