martes, 18 de enero de 2011

Los boricuas y las guerras de EUA

Acaban de llegar al País los cadáveres de dos puertorriqueños muertos en Irak. Estaban en ese país en calidad de soldados estadounidenses. En un país con el que el Pueblo puertorriqueño no tiene ni ha tenido ningún conflicto que resolver.
Esos dos boricuas se suman a las decenas de otros que han muerto en Irak y Afganistán, en guerras que no tienen nada que ver con nuestros intereses; que son la exclusiva responsabilidad del gobierno de Estados Unidos.
 

Mientras llegaban esos dos cadáveres, se anunciaba que otros ciento sesenta puertorriqueños habían sido enviados a Afganistán. No sabemos cuantos de esos compatriotas perderán la vida o resultarán heridos del cuerpo y el espíritu defendiendo los intereses de Estados Unidos en esa región del planeta. 

Absurdamente, por un lado nos abruma la violencia y anhelamos que reine la paz en Puerto Rico y por otro envían a hijos e hijas de esta Patria a hacer la violencia a pueblos que nada nos han hecho. Luego, se dice que están cumpliendo con su deber, que son héroes y patriotas. En realidad—dicho esto con profunda tristeza—cumplen funciones de mercenarios. 

No tenemos porqué seguir sufriendo el espanto de la guerra en nuestros hogares. No tiene porqué haber viudas y huérfanos fruto de las aventuras de quienes quieren controlar el planeta entero. 

Si creemos en la paz verdadera, tenemos que oponernos firmemente a que un sólo boricua sea mandado a matar o morir en tierras extrañas, sólo para defender los grandes intereses del petróleo y el armamentismo. 

Tan sencillo como eso. Tan serio como eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada